NIGHTINGALE & CO

Anatomía de un esputo.

Cuanto falta poco para terminar el turno y estás escribiendo a toda velocidad el parte.

¿Os ha pasado alguna vez tener que describir el color, la textura o la cantidad de un esputo que ha tenido un paciente?

Tengo que decir que me faltan palabras para describirlos, que si era verde o amarillo, que si tenía sangre pero poca…

Pues, resulta que hay un término para todo y en esta entrada los resumo.

Expectoración: Acto de expulsar por la boca material procedente de las vías aéreas, flemas y secreciones que se depositan en la laringe, tráquea y bronquios.

El producto obtenido se llama esputo, cuyo examen tiene gran valor clínico diagnóstico.

La presencia de esputos supone siempre algún proceso anormal.


moco

Características del esputo:

  • Cantidad: escasa (laringitis), abundante (bronquiectasias).
  • Consistencia: viscoso, fluido.
  • Coloración: blanco (inflamatorio), amarillo verdoso (pus), hemoptoico (rojo), 
asalmonado (edema pulmonar).

Broncorrea:

  • Cuando la expectoración es muy abundante (>100 ml/día) se denomina broncorrea.
  • Es característico de las bronquiectasias de cualquier causa, especialmente de la fibrosis quística.
  • Si la broncorrea se deja reposar en un recipiente se pueden observar tres capas:
  1. capa superficial o espumosa.
  2. capa intermedia o serosa
.
  3. capa inferior o purulenta.

Características Macroscópicas Del Esputo:

  • Mucoso: de color blanquecino, se observa en inflamaciones agudas del árbol tráqueo bronquial.
  • Purulento: de color verdoso o amarillento, es característico de las supuraciones pulmonares (neumonía, bronquitis, bronquiectasias y abscesos pulmonares). Cuando es maloliente debe sospecharse infección por microorganismo anaerobios.
  • Herrumbroso: de color pardo oscuro debido a la transformación de la hemoglobina, es una mezcla de sangre con esputo amarillo, característico de la neumonía.
  • Hemoptoico: esputos que contienen algo de sangre, pero sin llegar a ser hemáticos (sólo sangre).

Bibliografía:

Castro del Pozo, S. D., & de Castro, S. (2006). Manual de patología general (No. Sirsi) i9788445815403).

2 pensamientos en “Anatomía de un esputo.

  1. Paula

    Te falta información sobre los tipos de herramientas medicas tenemos para evaluarlo. Es solo un consejo,espero que no te lo tomes mal 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *