NIGHTINGALE & CO
Nightingale&Co es un blog de carácter personal, formado por un grupo de profesionales sanitarios preocupados por el cuidado integral de las personas, y cuyo compromiso se centra en aportar una visión reflexiva donde la experiencia y los diferentes puntos de vista de los profesionales implicados en los cuidados, puedan servir para mejorar la calidad en la asistencia profesional basada en la evidencia.

LA TEORÍA DE LOS POCOS Y EL TRABAJO A DESTAJO

vendimia--644x362

Enrique García García

Es ya un clásico ver en los medios de comunicación cada cierto tiempo, cómo nuestro sistema de salud se colapsa. Plantas cerradas, urgencias colapsadas, falta de camas de UCI, centros de salud cerrados, etc. A nivel de planta, también es costumbre ver cómo en vez de 5 enfermeras y 3 auxiliares en un turno, estamos 4 y 2, por ejemplo. Todo esto hace que tengamos que cambiar nuestra forma de trabajar, que pasemos de la “calidad de la atención”, al “sobrevivir” o al “que no pase nada”.

6fecb0b8-7c35-4de2-8f3a-e4a2a6b2dd11

Pensando en todo esto, he recordado un día, hace mucho tiempo, cuando en unas vacaciones de verano fui a vendimiar por tierras manchegas. Mientras estábamos trabajando, en el campo de al lado apareció una cuadrilla que en cuestión de segundos y cual plaga de voraces langostas, acabaron con toda la uva de ese viñedo. Tan rápido como llegaron, se fueron.

Lo que me dejó perplejo fue comprobar la cantidad de uva que dejaron sin recoger. Mi compañero, aportando sus más de 70 años de experiencia, me lo explicó (junto a otras “realidades” de la vida, que no debo contar aquí), me dijo que nosotros estábamos contratados como jornaleros, cobrábamos un sueldo por día y teníamos que recoger toda la uva del campo. Los otros trabajaban “a destajo”, cobraban por kilo recogido, por lo que cogían lo más gordo y en el menor tiempo posible. Al  dueño del campo pequeño le interesaban los jornaleros para perder la menor cantidad posible de uva. Al del campo grande, en cambio, le interesaba recoger la mayor cantidad posible en el menor tiempo, ahorrándose jornales a cambio de perder cierta cantidad de uva.

En sanidad, es en estos momentos de reducción de personal, donde pasamos de trabajar como jornaleros a trabajar “a destajo”, tenemos que sacar la mayor cantidad de trabajo en el menor tiempo posible. Se ahorran jornales a cambio de perder determinada cantidad de “uva”.

Y es aquí donde viene la teoría de los pocos que presenté en este blog:”La teoría de los pocos” . En ella exponía que esos “pocos” eran todas aquellas actuaciones que hacemos a diario en los hospitales, para mejorar el estado del paciente y evitarle un daño mayor. Como ejemplo estaban los famosos proyectos zero. El problema es que el trabajo “a destajo” y esos “pocos” SON INCOMPATIBLES. Cuando en el hospital trabajamos “a destajo”, la primera uva que dejamos sin recoger porque no da tiempo, son esos “pocos” y si se agrava la situación, por lógica, empezaremos a dejar sin recoger algunos “muchos” ya que al organizar nuestro trabajo, tenemos que hacerlo según el principio de PRIORIZAR.

portada-1-300x162

Si hablamos de uvas, es fácil, a tanto el kilo de uva, tantos kilos no recogidos y tantos jornales ahorrados. Sencillo. Pero en sanidad es imposible aplicar esta fórmula. Primero porque no trabajamos con viñas, sino con personas. Segundo porque no cortamos y trasladamos uvas, sino que aplicamos cuidados, tratamientos, diagnósticos, etc, etc. Y tercero porque una uva perdida, vale X, pero con el sueldo de un mes de una enfermera, no pagamos el tratamiento de una neumonía nosocomial evitable.


Bricolaje hospitalario ¿Cómo montar un taller de manejo de cánulas traqueales, barato,barato?

BRICOLAGE HOSPITALARIO. ¿CÓMO MONTAR UN TALLER DE MANEJO DE CANULAS TRAQUEALES, BARATO, BARATO?

Enrique García García 

El mundo está evolucionando y los profesionales sanitarios también, aunque no nos demos cuenta. Gracias al movimiento de las redes sociales, estamos cambiando el “obtener” información, por el “compartir” información. Compartimos conocimientos, ideas, novedades, curiosidades, sentimientos, experiencias, etc. Todo esto está aportando mucho más de lo que nos creemos.

Por todo ello, me gustaría agradecer a todos esos compañeros de diferentes profesiones sanitarias, su enorme aportación a este movimiento.

Siguiendo este hilo, hace poco (en redes sociales, hace mucho), me encontré esta entrada sobre traqueos, muy recomendable por lo completa y las diferentes visiones que aporta:

https://elenfermerodelpendiente.com/2017/11/06/cuidados-de-enfermeria-al-paciente-con-traqueo-la-guia-definitiva/

Y a raíz de esto, me animé a compartir algo que llevaba tiempo pensando hacerlo. Todo viene por una noche de UCI, en la que estábamos hablando de las cánulas traqueales, tipos, indicaciones, etc. Lo que creaba más preocupación era el manejo de sus diferentes elementos, según el objetivo a conseguir en ese momento y el posible daño que se podía provocar al paciente.

Alguien dijo que vendría bien un muñeco de prácticas, donde se viese bien hacia dónde va el aire según el elemento puesto. Pero, sorprendentemente, ni juntando todo el dinero que llevábamos encima en ese momento, llegábamos a los 24 o 25.000 euros necesarios para comprar uno.

Conclusión: tirar de bricolaje. Y funcionó. Salió algo barato, barato y que usamos repetidamente para enseñar o refrescar, el manejo de las cánulas traqueales. He de decir, que en cierto taller improvisado, se unió la celadora, dos auxiliares de enfermería, tres enfermeras, dos residentes, y alumnos de auxiliar y enfermería.

Lo que voy a compartir es cómo hacer el material y cómo organizo el taller:

BRICOLAGE: MATERIAL.

Tenemos que hacer una tráquea. Lo más parecido que tenemos a mano es el tubo corrugado, que en el hospital tenemos a kilómetros. A este tubo le tenemos que traqueotomizar:

canula1

Lo siguiente es conseguir un pulmón, que nos permitirá ver hacia dónde se dirige el aire. Lo que encontré es la bolsa del reservorio de la mascarilla de O2, que conectamos junto a la pieza dura a la que va unida y la pegamos con esparadrapo (para mí, que el esparadrapo ha salvado más vidas en los hospitales que los antibióticos). Queda algo así:

canula2

Vale, aquí me vine arriba y puse dos pulmones, pero se le puede hacer una neumonectomía y quedar solo con uno.

Ahora toca reunir el material: bolsa autoinflable, los distintos tipos de cánulas que usamos, fenestradas, no fenestradas, con balón, etc. y una jeringa de 20 cc. No olvidar las camisas internas de las cánulas, una sonda de aspiración y el tapón de la cánula.

FASES DEL TALLER.

Obviamente así es como lo hago yo, pero por supuesto se debe adaptar a cada unidad y sus objetivos (recordemos, que el manejo de cánulas traqueales no es exclusivo de UCI, ni mucho menos).

  1. Lo primero es ver cómo y funciona el neumotaponamiento, porque NO sirve para sujetar el tubo, SI para aislar la vía aérea (de arriba abajo y viceversa). Para ello, con un pequeño trozo de tubo corrugado y con la cánula dentro, se ve perfectamente al inflar o desinflar el neumotaponamiento. Debemos fijarnos en el hueco que queda alrededor de la cánula, puesto que este nos deja pasar el aire a la vía aérea superior.

Este es un buen momento, si es oportuno, para explicar cómo es una tráquea, presiones de inflado del neumotaponamiento, etc.

fotoquique

 

  1. Después me centro en cómo introducir la cánula (de lado y girando…)

canula6

3. Ya podemos empezar a explicar para qué se usan los distintos tipos de cánulas, así como sus elementos, objetivos a alcanzar en el paciente, etc. Para demostrar hacia dónde se dirige el aire según tenga puesto un elemento u otro, tras colocarlo aplicamos aire con la bolsa autoinflable. Con una cánula no fenestrada (o fenestrada con camisa interna no fenestrada) y con neumotaponamiento inflado, veremos cómo los pulmones se inflan con fuerza. Viene bien demostrar cómo el aire no llena bien el pulmón si dejamos un elemento sin poner.

 

ambu

 

  1. Lo siguiente es la RCP, ya que es vital aislar bien la vía aérea para ventilar al paciente. Esto es importante en cualquier servicio del hospital. Esto lo explico a todos los que asisten al taller ya que en caso de PCR dentro del hospital, todos tenemos que actuar.
  2. Para terminar, me gusta centrarme en posibles errores que se pueden cometer. Estos suceden al cambiar de forma errónea los distintos elementos para un objetivo concreto. Por ejemplo, si un paciente que respira por vía aérea superior y le aislamos la vía aérea porque necesita ventilación mecánica. También al iniciar la ingesta oral.

Siempre que el paciente tenga algún cambio en su estado y esto suceda inmediatamente tras una nuestra intervención, tenemos que asumir que ha sido consecuencia de ella. En el caso de las cánulas traqueales y los cambios de sus elementos, hay 3 claves:

  1. Tras el cambio, el paciente presenta ligera desaturación, pero no insuficiencia respiratoria: revisar la fuente de O2 ¿dónde le administramos el O2?
  2. Tras el cambio, el paciente presenta ligera insuficiencia respiratoria (disnea, taquipnea, trabajo respiratorio…), con o sin desaturación: el volumen de aire al pulmón ha disminuido, revisar los elementos de la cánula ¿está la fenestración obstruida, el neumotaponamiento inflado…?
  3. Tras el cambio, el paciente se agarra el cuello, se agarra a nuestras manos, o se agarra a la cama…: tenemos obstruida la vía aérea, QUITAR EL TAPÓN DE LA CÁNULA y revisar los elementos.

Y este es el taller del manejo de cánulas traqueales que de forma extraoficial hacemos en mi unidad (a veces, incluso más que extraoficial, casi clandestina). Creo que el resultado hasta ahora ha sido muy positivo y útil. Os animo a que montéis algo así en vuestra unidad.


La enfermera perfecta no existe

 Parece triste, pero es así, la perfecta enfermera no existe. Es más, creo que preguntarlo hoy en día es algo viejo, trasnochado. ¿Por qué pienso así?

Lo primero es ver qué imagen tiene la gente de esa enfermera. Ayuda una búsqueda en San Google. Busqué en imágenes las palabras enfermera y médico (por comparar, ¡ya se sabe!). Las primeras imágenes fueron estas:

Enri1

enri2

Imágenes extraídas de Google

 

Después me planteé: viendo estas imágenes, ¿qué palabras me vienen a la cabeza? En mi caso, en enfermera: guapa y simpática. En médico: profesional y equipo. ¿Machismo?, pues eso. ¿Estereotipos?… y eso que en enfermera sale un hombre y en médico sí salen mujeres. Sigo diciendo que no me veo con cofia y con faldita corta…

Y no me quejo, hemos avanzado, que en enfermería tuve que bajar dos líneas más para ver imágenes más sugerentes. En médico es difícil encontrar ese tipo de imágenes (no tienen sex-appeal).

Después busqué “cualidades enfermera”. Encontré esto:

cualidadesenfermera

Vamos mejor, ya aparece la palabra profesional y las imágenes son mucho más adecuadas.

Después busqué “enfermera perfecta” y apareció este artículo de este blog. Bien. Sugiero leerlo:

http://enfermeriayalgomas.blogspot.com.es/2011/02/la-enfermera-perfecta.html

Con esto me hago una imagen.

Pero ¿qué cualidades debe tener la enfermera para ser perfecta? Para decidir cuáles son, debemos analizar cuál es nuestro trabajo y hacia qué o quienes van dirigidos los cuidados (porque la enfermera hace eso, cuida). Nuestro trabajo es aplicar cuidados, administrar tratamientos prescritos por los médicos, también está el apartado de las técnicas (propias o en modo colaboración y preparación). Pero espera, también hay enfermeras en la dirección del hospital. Y estas no aplican cuidados ni tratamientos médicos.

También hay otras que se dedican solamente a investigación y que se pasan años sin acercarse a un paciente. Entonces por este lado, mal voy a decidir qué cualidades tienen que tener cuando los campos son tan amplios.

Lo mejor será obviar a las que no trabajan con pacientes para poder avanzar en el asunto. Yo trabajo en una UCI, con pacientes críticos y en muchos casos con vivencias personales muy duras, lo que me obliga a actuar de la manera necesaria para ayudarles en ese estado, ya sabemos, tengo que tener empatía, mostrar seguridad, simpatía (bueno, esto no siempre, que algunos pacientes prefieren tener alguien serio al lado). Tengo que saber explicarles lo que voy a hacerles, para crear un clima de seguridad (claro que también está el paciente que te dice que no le cuentes nada, que no quiere saber nada y que haga lo que tenga que hacer). Tengo que ser amable, incluso dulce (salvo con el paciente ADVP en pleno “mono”, con ese,  dulce… ¡no!).

¡Pues no me aclaro!. Por otro lado, ahora me acuerdo de que hay enfermeras que trabajan con niños, otras con adolescentes, personas mayores, pacientes terminales… así no hay quien se centre.

¿Y las de quirófano?, si el paciente está dormido…

Entonces lo dejamos en que la enfermera perfecta tendrá que adaptarse a cada paciente y situación. ¡¡¡Ufffffff!!! Si al menos existiesen las especialidades (¡unas buenas, no estas, claro!).

Miremos el apartado técnico. Es imprescindible un buen pulso para canalizar vías (pero hay enfermeras que nunca tienen que canalizar una vía por su puesto de trabajo). Entonces lo que se llama “ojo clínico” para detectar situaciones… (No, esto una enfermera que se dedica a la docencia en la universidad, no lo necesita).

Pues como entre en las diferencias entre el trabajo hospitalario y de atención primaria…

Entonces está el apartado de la Investigación en Enfermería. La perfecta enfermera debe investigar, que está muy de moda. Aunque no a todo el mundo se le da bien, y si le añadimos que tenemos que hacerlo en nuestro tiempo libre… Si incluso hay unidades de hospitales, donde la enfermería no tiene ni conexión a internet y todo lo tienen que consultar con su móvil… Entonces tampoco va por ahí. Eso sí, sin duda debe estar al día en esas investigaciones y aplicar eso de la EBE (Enfermería Basada en la Evidencia).

Visto lo visto, las conclusiones que saco son:

  • No existe una enfermera, somos miles y muy diferentes.
  • No existe un trabajo de enfermera, hay muchos y muy diferentes.
  • No existe un paciente, son miles y muy diferentes.
  • No existe un problema de salud, son miles y muy diferentes.
  • No existe una cultura única.
  • No existe un único tratamiento.
  • No existe una única forma de hacer las cosas.
  • No existe una única forma de organización del trabajo.
  • Y sobre todo, hemos avanzado. Esa definición del blog del principio, es de 1927, de hace 90 años.

Podemos decir características generales (muy generales) que debe tener la enfermera perfecta, pero no podemos pasar de ahí. Todo lo más podemos definir la enfermera perfecta para un paciente, con un estado emocional, en un servicio y con un problema de salud determinado.

Lo que sí está claro es que mientras no existan las especialidades de Enfermería (¡como Dios manda!), esa enfermera perfecta debe saberlo todo de Intensivos, Urgencias, Quirófano, Ginecología, Psiquiatría, Urología, Atención Primaria, Diálisis, Traumatología, Farmacología, Pediatría, Otorrinolaringología, Medicina Interna, Oftalmología, y un largo etc. Por supuesto, debe saber manejar desde el aparato de ECG, de EEG, marcapasos, respiradores, monitorización hemodinámica, y podría seguir muchas páginas más.

Porque la enfermera no es una mujer, guapa, simpática y que estudió Enfermería por vocación. La enfermera en una persona, con formación universitaria que estudió esa carrera porque quiso, pudo o no le quedó más remedio. Y sobre todo la enfermera es una profesional de enfermería, con todo lo que conlleva.

En conclusión, la enfermera perfecta no existe, no es más que otro estereotipo. ¿Cómo solucionar esa imperfección? Está muy claro, con el trabajo en equipo.  Sí podríamos hablar de las cualidades para formar el equipo perfecto, donde no todas las enfermeras tienen las mismas destrezas, pero sí se complementan, suplen y potencian sus habilidades. Y por supuesto, y siempre, este equipo perfecto ha de ser multidisciplinar y englobar a todo el hospital y profesionales. En Enfermería no existen las especialidades por una decisión política, pero a efectos prácticos, sí estamos especializados y de igual manera que el Intensivista llama al Cardiólogo cuando lo necesita, la enfermera de UCI puede llamar a la de ginecología si la necesita (como ejemplo). Y así es como se consigue tener uno de los mejores sistemas de salud mundiales.

Por lo tanto, hablar de enfermera perfecta es hacer hincapié en esa enfermera estereotipada. Somos profesionales de enfermería, miembros de un equipo de trabajo.

Enrique García García

Enfermero Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid, España)


Algunos antídotos.

Hoy repasamos algunos de los antídotos que tenemos a nuestra disposición, no son fármacos que administremos todos los días como pueda ser un paracetamol y generalmente su uso está ligado a una urgencia.

Nos encontramos ante fármacos de poco o muy poco uso y que su administración no permite demora, esta combinación puede resultar estresante para el profesional.

Por eso siempre viene bien un repaso, espero que sea de utilidad.

Antídotos:

  • Flumacenilo: Se presenta en ampollas de 5ml/0,5mg (0,1mg/ml). Es un fármaco antagonista específico de las benzodiacepinas, pero con una vida media menor que estas. Dosis inicial es un bolo lento de 0,3mg. No se administrará en intoxicaciones leves con buen nivel de consciencia.

IMG_3469

Debe administrarse en una vena gruesa a poder ser se administrará en Y junto con suero a ritmo alta para atenuar flebitis.

  • Acetilcisteína: es el antídoto específico para las intoxicaciones por paracetamol.

IMG_0222

  • Naloxona: Es el fármaco antagonista de los opiáceos. Está indicado en el tratamiento de la intoxicación por dichas sustancias. Revertir los opiáceos puede producir un síndrome de abstinencia que hay que tratar.

IMG_0224

Se administra 1 ampolla sin diluir y en bolo directo, pero se puede diluir en SSF o SG5% pudiendo repetirse cada 2-3 minutos si fuese necesario, en caso de llegar a administrar 10mg y no observar respuesta debemos cuestionarnos la sobredosis por opiáceos.

  • Protamina: Es el antídoto de la heparina, y heparina de bajo peso molecular (HBPM) se utiliza para la normalización del tiempo de coagulación en pacientes que han recibido heparina en cirugía, diálisis o circulación extracorpórea. Está indicado para el tratamiento de hemorragias producidas por heparina.

Se presenta en ampollas de 50mg / 5ml, se debe administrar en infusión lenta, unos 10 minutos. Debe conservarse en nevera entre 2oC y 8oC.

Cada 1ml de protamina neutraliza 1000UI de heparina.

No debe administrarse más de 50mg de protamina en una sola dosis, en caso de necesitar neutralizar grandes cantidades de heparina se debe controlar mediante pruebas de coagulación cada 5-15 minutos.

Protamina neutraliza el efecto anticoagulante de la heparina. Neutraliza casi por completo la actividad antitrombina (anti IIa) de la heparina de bajo peso molecular (HBPM) y parcialmente su actividad anti Xa.

Protamina es incompatible con muchas penicilinas y cefalosporinas.

 

IMG_2187

  • Vitamina K: La fitomenadiona es el antídoto de los anticoagulantes orales (cumarínicos), puede producir rubor, disnea y dolor torácico si se administra de una forma rápida. Se presenta en 1 ampolla de 1ml/10mg y se puede diluir SSF o SG5% pero debe infundirse en 15-30 min.

IMG_3238

  • Sugammadex: Indicado para revertir el bloqueo neuromuscular inducido por rocuronio y vecuronio. La administración es IV en bolo rápido.

IMG_0241

  • Neostigmina: El uso primario es para revertir el bloqueo neuromuscular producido por la administración de bloqueantes neuromusculares no despolarizantes. Se presenta en ampolla 2,5mg/5ml (0,5mg/ml).

Se administra sin diluir en bolo directo lento a pasar en 1 minuto.

Los lugares de acción incluyen los receptores colinérgicos muscarínicos y nicotínicos. Para el uso anestésico solo es necesaria la acción sobre los receptores nicotínicos para revertir el bloqueo neuromuscular.

Antes o después de administrar neostigmina debemos administrar un anticolinérgico (atropina) en jeringas separadas, para evitar los efectos muscarínicos cardivasculares que incluyen bradicardia por disminución de la conducción en el nódulo AV. Los vasos sanguíneos se dilatan produciendo una disminución en las RVS y acompañándose de un descenso de la presión arterial.

Los efectos gastrointestinales incluyen un aumento de la actividad de las células parietales y un aumento de la motilidad. Esto puede producir a la vez un aumento de la incidencia de vómitos y náuseas en el postoperatorio, incluso cuando se administran con un anticolinérgico.

 

IMG_0391

 

Bibliografía:

  • Villa Alcazar LF. Medimecum: guía de terapia farmacológica. [S.l.]: Adis; 2017.
  • Agencia española del medicamento y productos sanitarios (AEMPS), https://www.aemps.gob.es/cima/inicial.do

 


¿¿A TI NUNCA TE HA PASADO??…

¿ A ti nunca te ha pasado?…

Al igual que existe gran cantidad de hospitales y clínicas a lo largo de todo el ancho mundo en el que vivimos , existen diferentes modelos o diseños de  Unidades de Cuidados Intensivos (UCI); algunos son circulares, con el Control de Enfermería en el centro y los boxes se sitúan entorno a él, otras son en forma de “U” con dos pasillos enfrentados y el control en el centro de ambos pasillos,pero este modelo tiene poca capacidad de camas.

Mi unidad  dispone de un modelo alargado , con boxes continuos situándose el Control de Enfermería en el centro, no es mala opción, porque los boxes tienen privacidad unos con respecto de otros, pero en cambio se pierde visibilidad en los boxes situados en las esquinas.

Como bien dice la palabra UCI son Cuidados Intensivos, es decir, los cuidados que reciben los pacientes son especiales y adaptados a la gravedad que tiene cada uno. Cada enfermera suele llevar 2 ó 3 pacientes y los TCAES 3 ó 4. En planta el ratio de enfermera /tcae/paciente suele ser distinto y más elevado. En UCI después de varios días con altas dosis de medicación y estar intubados los pacientes empiezan a despertarse y a orientarse. Con nuestra ayuda y la visita de los familiares suelen lograrlo, pero no siempre es así; en algunos momentos se “despiertan” y se ” desorientan” y entonces muchas veces suceden “fenómenos extraños” que todos comentamos en “petit comité“. Estos “fenómenos extraños” o como lo queramos llamar, los llamamos así, porque realmente no te explicas cómo pueden haber ocurrido.

A veces no se sabe si es por falta de personal, por inexperiencia o porque realmente te tocan pacientes que son unos grandes “Houdinis”; pero como digo, ¡da igual que estés en planta , uci , urgencias u otro sitio del hospital!, algo de esto te ha pasado a ti, seguro que sí…!!!piensa !!!… Aunque yo lo hago desde el punto de vista de Cuidados Intensivos , donde los pacientes están monitorizados y suelen ser portadores de dispositivos externos, como sondas nasograsticas, vías centrales, drenajes quirúrgicos,etc..
Con toda esta introducción me meto ya a explicaros estas situaciones (no tienen porque ocurrir, pero a veces ocurren):

turno 1I

Imagen : Enfermera en apuros

Quién no ha entrado a un box o habitación  y ha descubierto al paciente con la sonda nasográstica en la mano o en la cama y te dice todo confundido “me he quitado el moco este de la nariz” o “Yo no he sido , “se ha caído solo” o “Eso no es mío”.

Y ese paciente que te dice “Señorita, no se oye bien la radio “ y es porque se ha colocado los electrodos en las orejas a modo de cascos (el monitor no ha pitado).

Esas llaves de tres pasos que aparece medio floja y tú no te das cuenta hasta que no ves la sábana manchada de sangre.

O aquella otra abuelita que decide que ya ha llegado el frío y la Navidad y monta su propio campo de nieve llenando de bolitas de papel (hechas con la caja de los pañuelos) toda la cama.

Y ese paciente que se ha arrancado la sonda vesical con globo y todo y ha seguido durmiendo y cuando vas a bajar la diuresis (que en la UCI se hace horariamente) no ha hecho ni gota.

O ese paciente que te dice “ Este jarabe sabe un poco raro” y es que ha desenganchado el repertorio del drenaje y como tenía sed, se está bebiendo el contenido.

Y ese otro que empieza a hablar y tú sabes, ¡recuerdas! que estaba con el tubo orotraqueal en la boca y con la lengua ha ido sacándolo, también con el globo y para colmo,  el respirador no ha saltado la alarma.

(Para los que no hayáis pisado una UCI, repito todo esta monitorizado y si algo falla, salta rápidamente la alarma sonora y te avisa ; por que vuelvo a decir, que será por falta de personal que conlleva aumento del trabajo o que realmente los pacientes son “HOUDINI”).

Y esas vías periféricas que misteriosamente, cuando haces un cambio postural, aparece junto a la ropa de cama ….¡pero ojo!, que no se ha manchado ni una gotita de sangre ¡Eso si que es maestría o fenómeno extraño!.

Y aquel paciente que como le molesta la luz del dedo (luz roja del pulsioxímetro) decide colocársela en el pene; o el otro paciente que con hambre empieza a comerse los cables de los electrodos.

Y ese pobre paciente que en lugar de enjuagarse la boca con oraldine ,lo hace con clorexidina jabonosa…¡¡pobre, casi sigue echando pompas!!!

Todos estos actos no te los explicas, estas con mil ojos pendientes y en cuanto te vuelves a cargar una medicación ¡¡ya lo han hecho!! ¡¡Son auténticas máquinas del escapismo en su desorientación!!

a ti nunca te ha pasado

Fuente: Enfermera en apuros

Llegados a este punto, merece una mención especial el tema escatológico:

Ese paciente, que no encuentra otro sitio nada más idílico que la papelera para hacer deposición (he de decir que en nuestra UCI, aunque disponemos de un baño destinado a los pacientes y que muchas veces los familiares han utilizado cual centro comercial, solemos utilizarlo para ese fin muy poco).

Aquel otro, que tras realizar una abundante deposición ,empieza a limpiarse con la sábana y cuando llegas, toda la cama es un campo minado y plagado de heces ¡¡¡DIOSSSS, por dónde empiezo!!!

O cuando miras hacia la cama y descubres un pequeño charco debajo de ella…ahí descubres que es todo un río de heces y otra vez ¡¡¡DIOSSSS !!!

Existen un montón de anécdotas que seguro que a ti te ha pasado …¡¡intenta recordar!!…Aún con todos estos fenómenos extraños o situaciones raras , cuando decides estudiar Enfermería, olvidaron detallarte estas pequeñas menudencias, aun así, repito:

¡QUÉ BONITA ES LA ENFERMERÍA!


¿Sabemos realizar correctamente un electrocardiograma?

 

1cee2d0b31b71826fa7d6a6eba410370--vintage-nurse-vintage-medical

Imagen: Pinterest

Autora: Margarita García Hernández

Enfermera UCI- Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid)

El electrocardiograma es una prueba sencilla que nos permite registrar la actividad eléctrica del corazón que se produce en cada latido cardíaco. A través de un electrocardiógrafo se traducen las oscilaciones de voltaje que sufre el miocardio a lo largo del ciclo cardíaco.

Parece que es algo básico y de todo profesional de enfermería conocido la realización correcta de un EKG. Es algo instintivo y rápido la colocación de los electrodos en el paciente. Pero parece que no siempre es así. Como profesional de enfermería con unos cuantos años ya de experiencia a mis espaldas, y tras muchos alumnos que han pasado bajo mi tutela, he de deciros que el EKG sigue siendo “ese gran desconocido”, y no solo en cuanto a interpretación del mismo (que por ahora no me voy a meter en ese tema), sino en cuanto a realización.

La colocación de los electrodos, no es algo que deba realizarse ” a ojo”, o como me dicen muchos alumnos “se colocan ahí”, no señores, es algo más exacto y concreto.

Cuando estudiamos la carrera, siempre hay una clase, o varias clases con seminarios incluidos, como ocurre en las nuevas generaciones de alumnos, para explicar los electros. Pues bien, parece que ese día o no va nadie a clase o aunque van (porque me aseguran que así es), nadie presta atención o lo consideran tan fácil y trivial que para qué.

La localización de los electrodos en el cuerpo ha de ser estándar, siempre igual en todos los pacientes y por parte del personal que lo realiza.

Existe un consenso universal para la ubicación de doce derivaciones básicas: de ellas, hay seis derivaciones que recogen la información en un plano frontal y seis que la recogen en un plano horizontal. Las derivaciones en el plano frontal pueden ser monopolares o bipolares. En cambio las del plano horizontal son siempre monopolares.

Para las derivaciones del plano frontal se colocan 4 electrodos para su registro:

  • Brazo derecho (R right: derecho rojo)
  • Brazo izquierdo (L left: izquierdo amarillo)
  • Pierna izquierda (F foot: pie verde)
  • Pierna derecha (N de neutro: negro) que es la toma de tierra.

Las derivaciones bipolares son tres (DI, DII y DIII) y las derivaciones monopolares son otras tres (aVR, aVL y aVF).

En cuanto a las derivaciones en el plano horizontal se denominan precordiales y recogen la información desde la cara anterior del tórax. Son monopolares o unipolares. Su colocación es la siguiente:images (1)

  • V1: 4º espacio intercostal, linea paraesternal derecha.
  • V2: 4º espacio intercostal, linea paraesternal izquierda.
  • V3: mitad de distancia entre V2 y V4.
  • V4: 5º espacio intercostal, linea medio clavicular izquierda.
  • V5: 5º espacio intercostal, linea axilar anterior izquierda.
  • V6: 5º espacio intercostal, linea axilar media izquierda.

Pues bien, después de este breve resumen de cómo se realiza un electrocardiograma en cuanto a colocación de electrodos se refiere, espero que los alumnos de enfermería, los nuevos enfermeros ( y otros no tan nuevos), conozcan la técnica y cuando se les pregunte no respondan otra vez … “se colocan ahí”.

Además el conocimiento de la colocación de electrodos también es muy importante a la hora de la monitorización en unidades cono UCI.

Una correcta monitorización y colocación de electrodos  es fundamental en el día a día de estas unidades para evitar errores de diagnóstico y falsas alarmas.

Aunque este tema de la monitorización y las alarmas en UCI da para otra futura entrada, os pongo como adelanto un pequeño video / storytelling sobre las alarmas en uci.

https://www.youtube.com/watch?v=hd44QxAVrFU

Bibliografía consultada:

  1. Jesús A. Sánchez García.  Actualización electrocardiográfica para Enfermería. Difusión Avances de Enfermería (DAE). Madrid; 2009.
  2. Rodríguez Morales María de las Mercedes, Cabrerizo SanzMaría del Pilar, Matas Avellà Mariona (eds.). Manual de Enfermería en Arritmias y Electrofisiología Madrid,  Asociación Española de Enfermería en Cardiología, 2013, 264 pp., 24 x 17 cm.— isbn 978-84-616-4047-8.
  3. Ortíz Díaz M, Etayo Pimentel A. XIX Curso de Cuidados intensivos cardiológicos para Enfemería. Universidad Complutense de Madrid. Madrid.
  4. Bravo Amaro M, Iñiguez Romo A, Díaz Castro O, Calvo Iglesias F. Manual de Cardiología para enfermeras. Asociación Española de Enfermería en Cardiología 2006.
  5. Shirley A. Jones. Apuntes de ECG, interpretación y manejo. J&C Ediciones Médicas, SL, 2006.

 


La teoría de los pocos en UCI

teoria

Autor: Enrique García García

Enfermero, UCI Hospital Universitario de Fuenlabrada 

Un momento, no os volváis locos pensando que esa teoría no la conocéis y os pongáis a buscarla en google. Me la acabo de inventar. ¿A qué me refiero con “la teoría de los pocos”?.  Es sencillo, me refiero a eso que se dice de muchos pocos hacen un mucho.

Después de más de 20 años trabajando como enfermero en UCI (sin especialidad, que no existe…) me he dado cuenta de que el trabajo de enfermería en esta unidad, se divide en el “mucho” y en los “pocos”. El mucho es todo nuestro trabajo derivado directamente de la causa por la que ingresa el paciente. Es decir, la patología o los síntomas que presente, van a marcar todo nuestro trabajo: técnicas, medicación, vías, respiradores, etc, y por supuesto todos los cuidados de enfermería derivados. Como ejemplo un paciente con problemas respiratorios que precisa intubación orotraqueal, ventilación mecánica, determinado modo de ventilación y todos los cuidados de enfermería del paciente intubado.

Y así ya tenemos el mucho organizado. Es hora de pasar a los pocos.

¿Cuáles son? Es sencillo. ¿Tenemos organizado el mucho?, pues preguntémonos ¿qué puedo hacer para mejorar el estado del paciente o para evitarle daños relacionados con ese mucho?

Aquí podemos englobar todas aquellas medidas que no se derivan directamente del problema primario del paciente y que en su mayor parte, no estarán protocolizadas en la unidad, pero que “a pocos” contribuyen a la mejoría del paciente.

Existen unos “pocos” que de un tiempo a esta parte han aparecido de forma institucional. Me refiero a los proyectos Zero. Los que cuidáis en UCI ya los conocéis. Estos proyectos intentan evitar complicaciones al paciente derivadas de su estancia en UCI y las técnicas usadas allí. Tienen pequeñas medidas estandarizadas que han demostrado su eficacia.

Más recientemente han aparecido otros “pocos” ayudados por las redes sociales. Me refiero a proyectos como el de humanización o el de sueñon. Estos no presentan medidas tan estandarizadas, pero sí hacen una gran labor de concienciación entre el personal.

Después están los “pocos” que no están protocolizados, ni estandarizados y que pertenecen casi al “arte” del enfermero en UCI. Aunque no deberían estar en este cajón, ya que son medidas basadas en la evidencia.

Empecemos hablando de la extracción de muestras sanguíneas. “Un 37% de estos pacientes se transfunde durante su estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y un 73% si la estancia se prolonga más de una semana”. Según S. R. Leal Noval, M. Muñoz Gómez y A. Campanario García. Vale, y ¿qué puede hacer la enfermería sobre esto? Está claro, “poco”. Pensemos en ese poco. Por ejemplo, hay estudios que dicen que en la extracción de muestras sanguíneas por el catéter arterial, debemos desechar entre 2 y 3 cc de sangre para evitar resultados erróneos. Pues ajustémonos a esos valores. Si para asegurarnos desechamos 4 cc de sangre, es decir 1 cc de más, a 5 analíticas al día a 7 días por semana a 4 semanas: 140 cc (un concentrado de hematíes 240 cc aproximadamente). Aquí tenemos un “poco” de 140 cc de sangre.

En un paciente con hemofiltro, nuestro objetivo debe ser la eficacia y la eficiencia. Es decir, si cambio el set demasiado pronto tiro dinero, si lo cambio demasiado tarde, tiro sangre (según el tipo de set hasta 1 concentrado de hematíes). Por eso a 150 de presión transmembrana debemos plantearnos ir pensando en cambiar el set, a 200 tenemos que retornar la sangre ya. Otro “poco”.

Otro ejemplo de “poco” en sepsis: “Cada hora de retraso en la administración del antibiótico, durante un periodo de estudio de 6h, se asociaba a un descenso en la supervivencia del 7,6%” según J. González-Castillo, F.J. Candel y A. Julián Jiménez. Este retraso puede ser porque el médico no lo ha prescrito, porque la enfermera no lo ha administrado o farmacia no lo ha facilitado. Otro “poco”.

Y podemos seguir durante un buen rato. El “poco” que hace el apoyo psicológico al paciente, el mostrarse comprensivo, mostrar seguridad en tu trabajo, explicarle cada actuación que hagamos, o simplemente hablar un rato con el paciente.

Un “poco” de nada es la correcta postura del paciente. Sí, el ventilador lo hace todo, pero ayuda que el paciente esté bien incorporado, lo que hace que el diafragma se mueva mejor. O liberar a los músculos intercostales del peso de los brazos, elevándolos con almohadas.

La primera vez que oí lo de “el O2 es un veneno” se me quedó grabado para siempre. Y sí, el O2 a dosis altas es malo, muy malo, pero debemos usarlo así. Incluso hoy en día no buscamos el 100% de sat. ¿Qué “poco” podemos hacer? Por ejemplo, no olvidar bajar el O2 cuando hemos terminado una prueba para la que era necesario subirlo.

Mantener las glucemias controladas con un protocolo de insulina iv en perfusión continua, puede disminuir la mortalidad en un 1-2% (según el estudio y tipo de paciente). Este 1% es un enorme “poco”.

No olvidemos lo “poco” que hace la movilización temprana del paciente, ya sea con cambios posturales o la movilización al sillón.

En la UCI del hospital de Fuenlabrada, recientemente hemos incorporado un nuevo “poco”, sacar a “pasear” fuera de la unidad a los pacientes que en determinadas circunstancias y ocasiones lo permiten. Meses después del alta, una paciente vino a vernos y me dijo que eso, para ella, fue un enorme “mucho”.

foto Enrique

Como veis todas estas medidas están basadas en la evidencia, (eso tan de moda de la EBE), no son cosas de perro viejo. Y con este artículo no trato de enseñar determinadas medidas, sino concienciar de la enorme importancia que en el paciente crítico tienen esos “pocos”. Por lo tanto, la enfermería de UCI debe seguir investigando, avanzando e incorporando todo esto a nuestro trabajo diario. Incluso podríamos hacer un “protocolo de enfermería de UCI de los pocos”, ¿por qué no? Seguro que todos tenemos en nuestro arsenal cientos de esos pocos que hacen un mucho.

En todo momento he hablado de UCI, pero no olvidemos que el hospital en todos y cada uno de los diferentes servicios, está lleno de diferentes “pocos”. Así que deberíamos seguir investigando e ir ampliando nuestra cartera con ellos, trabajemos en el servicio que sea.

Y a seguir trabajando…

Enrique García García

 

Nota del editor:

Enrique García García, es enfermero de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Fuenlabrada,  con más de veinte años de experiencia en la profesión, docente y tutor en grado y posgrado de Enfermería e investigador en el campo del paciente crítico. Agradecemos su colaboración en el blog a través de  esta interesante reflexión y su “teoría de los pocos”, que estamos seguros, no nos va a dejar indiferentes.

 


Soy una enfermera llena de cicatrices

mannar hospital and kandy 020Las aguas del mar que rodean Sri Lanka, la antigua Ceilán, moldearon la isla durante un tiempo sin memoria ni ancestros. Los dioses decidieron su destino al darle la forma de una lágrima grande de tierra. En el oeste, a muchos días y controles militares, se encuentra otra isla dentro de la lágrima grande. Se llama Mannar. Es una isla que lo intenta con ahínco. Sobrevivir y separarse de su hermana mayor. Se extiende alargada  para abrazar la India en un intento por escapar de la guerra. Pero las aguas espesas y negras lo impiden.  También el ejército singalés. Hace veinte años, existía un istmo delgado que unía ambas islas como una arteria viva. Se llenaba de un flujo rico de color lleno de alimentos, telas, bullicio y personas que andaban despreocupadas de un extremo al otro del puente natural. Ahora el vínculo se ha vestido de camuflaje y es un lugar donde se olisquea sospecha y mucha venganza.

En Mannar, soy una enfermera cooperante. Ando entre los pabellones bajos del hospital, llena de cicatrices. Al final de la noche, antes de amanecer, sumo un turno a mi vida con el alma y el uniforme en blanco. Saludo al día sintiendo esa nueva luz que ha nacido en tus ojos: hoy has conocido a tu hijo. Te libero de electrodos y el estruendo del encuentro de tu piel con la del pequeño, me sacude por dentro. La única enfermedad que existe aquí y ahora es la del amor.

 

_MG_3623 kopieLos cristales del paritorio aún tiemblan por las bombas que estallaban entre pujo y pujo, pero el llanto de tu hijo nos protege. Algo dentro de mí se abre y palidece por esa nueva marca que has dejado. La vida atrae la vida, me digo para conjurar vuestro futuro.

Llega el día a la isla, y  la música del canto de los Vedas se mezcla con el sonido del credo y los minaretes cantores que llaman a la oración. Ganesha, el dios elefante, sonríe a los enemigos con una guirnalda de flores de plástico. Las flores de verdad no son capaces de crecer si se riegan con sangre. Los caminos de tierra que cruzan la isla están llenas de burros sin rumbo ni trabajo, cuervos ladrones y murciélagos que suplen las hojas de los árboles muertos. Paso la tarde curando tu piel quemada de mujer. Quisiste huir de la violencia purificando tu vergüenza con el fuego. Nunca más, dijiste. Nunca más su aliento de alcohol y sus manos de azufre. Ahora tus cicatrices te señalan como una pecadora merecedora de todo tu dolor y sufrimiento. Y yo me empeño en lavar tus heridas día tras día, en cubrirlas con pomadas que te protejan. Te vendo de arriba abajo para intentar impedir las miradas de la gente sobre ti. Tus ojos me dicen que ya no existe ese lugar al descubierto en el que puedas andar bajo el cielo sin una tela que te cubra la cabeza gacha. El domingo lavé tu pelo largo y espeso. Es el recuerdo de lo que fuiste antes de él. La mujer más bella del mundo.

_MG_3705 kopie

Hay niños que marchan inmaculados con sus uniformes de escuela escondiendo estómagos vacíos y ausencias en las esterillas de la cocina. Los sarees de colores que visten sus madres, ondean a su paso de reinas. Ellas son el color de la existencia.  Andan al ritmo del grito de un mercado casi vacío, a veces con la esperanza de su vientre lleno. En Mannar se come, se orina, se limpia y se duerme con la misma indiferencia del que vive en Tokio. Con la mente llena de olvido. Las pistolas y las bombas bien guardadas en una pequeña zona del lóbulo frontal. Por la noche, la puerta del lóbulo se abre para poder estar bien atento. Cuando la tierra batida de la casa tiembla y los cristales se agrietan, las madres sacan a los niños de la casa para arrojarse a las fosas de tierra que han cavado en el fondo del jardín. Se tapan con una puerta vieja y esperan que los aviones se vayan con sus bombas y sus ideas a otro pueblo. De esta forma, los habitantes de Mannar se unen en la tierra a sus antepasados dos noches si y alguna no. En ocasiones, la metralla logra que se transformen en carne y huesos, agregando unos centímetros más de tierra al brazo de la isla que quiere llegar desesperadamente a la India.

El crepúsculo trae tu recuerdo. Te conozco. Cuidé de ti durante meses. Sé que tienes un lunar junto al ombligo y que te gusta dormir sin almohada. Tú me miras con la sombra de la duda del que nfsrewell parties 422o reconoce la fuerza de amigo con la que mis brazos te envuelven cuando vienes de visita. En otro tiempo fuiste un niño-soldado. Me apuntaste con tu fusil. Bendito regalo el del olvido. Ahora mi cicatriz guarda tu memoria.

Llegan las horas sin tiempo de la noche. La oscuridad llega a la sala, sólo brilla la línea luminosa que sigue el ritmo de tu vida. Tus alas se han batido una última vez y el telón cae. Hablé contigo ayer, miramos las primeras lluvias del monzón  y decidimos que a los dos nos gustaba el té caliente con guindilla. No hablábamos siquiera el mismo idioma, pero nos entendíamos con un lenguaje que iba más allá de las palabras.

Y así quedamos, tú como viajero frío de lo insondable y yo como la sagrada sacerdotisa que vela y prepara tu cuerpo. En mi muñeca brilla una cicatriz más, donde late el reflejo de los que amo.

Cuando la luz del día llega y el silencio baña las lagunas que ha dejado el monzón, el calor lo arrasa todo.  No hay nadie. Mannar es una isla invisible. Mis colores se han marchado también hasta dejarme transparente. Sólo brillan mis cicatrices. Desde el cielo  puede verse agua, tierra, burros, cuervos y murciélagos. Las reencarnaciones de los que ya partieron. Yo soy una de ellas. En la agencia de viajes, en Europa, se oferta visitar Sri Lanka para pisar las plantaciones de té y dar paseos en elefante.

_MG_3263 kopie

  • Las fotos en blanco y negro fueron realizadas por el periodista Giovanni Porta.

 


Dogspital es ya una realidad

SONY DSC

Equipo de Dogspital del Área de Salud de Ibiza&Formentera. Hospital Can Misses

Nota de presenta  de  Pablo de Frutos Blanco
Dpto. Comunicación Área de Salud de Ibiza y Formentera
El Área de Salud de Ibiza y Formentera pone en marcha Dogspital, una iniciativa pionera de visitas de perros a pacientes ingresados.

 Se trata de un proyecto de la Unidad de Seguridad del Paciente que ha contado con la participación del Colegio de Veterinarios de la Baleares y del Club Agility Eivissa.

Ibiza, 10 de julio de 2017.– El Área de Salud de Ibiza y Formentera ha presentado hoy el proyecto de visitas de perros a pacientes ingresados en el Hospital Can Misses, en un acto que ha contado con la participación del gerente del Área de Salud, Josep Balanzat, el presidente del Colegio de Veterinarios de Baleares, Ramón García, la coordinadora de la Unidad de Seguridad del Paciente, Paz Merino, los veterinarios Jordi Massip y José Mendez, el monitor y educador canino Toni Torres, del Club Agility Eivissa, y la enfermera de la USP, Amparo Gimeno.

Se trata de una iniciativa pionera en España que la Unidad de Seguridad del Paciente lleva desarrollando en los últimos meses conjuntamente con los delegados del Colegio de Veterinaria de las Baleares, Jordi Massip y José Méndez, con el educador y monitor canino Toni Torres y que ha contado con la colaboración altruista de todos ellos además de las empresas Grup Soler, De Casa, Purina y Grafitec, ya que se la puesta en marcha de este proyecto no supondrá coste alguno para la administración pública.

Para la definición de este proyecto, la Unidad de Seguridad del Paciente ha formado un equipo de trabajo en el que además de los anteriormente citados se encuentran la jefa de cirugía, Guadalupe Moreno, Noemí Conill, especialista del servicio de Otrorrinolaringología, Paloma Martínez, psicooncóloga de la Unidad de Cuidados Paliativos, Carmen Ramírez, del servicio de Medicina Interna, Romina Carreño, facultativo de la UCI ( nuestra querida compañera y amiga) , Ina Cardona, coordinadora de enfermería de la Unidad de Docencia, María Costa, documentalista y Pablo de Frutos del servicio de Comunicación, además de la participación muy activa de la dirección de enfermería, con Carolina Giménez, directora de enfermería, y Noelia Azqueta, subdirectora de enfermería, y que ha contado con el apoyo absoluto de la gerencia.

“Dogspital es el último paso que hemos dado dentro de la estrategia de humanización dela Unidad de Seguridad del Paciente, que proporciona un beneficio tanto al paciente ingresado como a su mascota”, según Paz Merino, coordinadora de la USP y Jefa de la UCI.

El proyecto contempla la visita de los perros a los pacientes ingresados, tras la valoración médica del estado y posibilidades de visita del paciente, la valoración de los veterinarios sobre la salud e higiene del perro y la valoración de los educadores caninos sobre el comportamiento del animal. Para ello, el paciente interesado en la visita de su mascota, deberá solicitar la activación de este protocolo a través de su enfermera de referencia, quien se pondrá en contacto con la enfermera de la USP, Amparo Gimeno, que es la persona que coordinará el proceso. Una vez, se cuente con la aprobación del médico, los familiares del paciente deberán acreditar unas medidas de higiene y desparasitación y que el animal esté vacunado de la rabia y la vacuna hexavalente. Para ello existen dos posibiliades, acudir a su veterinario habitual o a una de las 10 clínicas veterinarias que se han adherido al proyecto de manera altruista y que no cobrarán nada por la revisión, sólo se deberá pagar el coste de los medicamentos utilizados. Tras la consulta veterinaria, los monitores y educadores caninos visitarán al perro en su entorno y posteriormente acompañarán al animal al hospital para que se habitue a un espacio nuevo y extraño para él. Cada una de estas fases deberán quedar acreditadas con la firma y fecha conrrespondiente en un pasaporte canino que será el documento que certificará que el perro está en condiciones de reunirse con su dueño dentro del hospital.

El encuentro se producirá en un espacio creado para tal fin en la entrada principal del hospital, edificio D, planta baja, aunque existe la posibilidad de que el perro pueda visitar a pacientes que tengan movilidad reducida por su estado, en la propia habitación.

Los perros que visiten el hospital dentro del programa Dogspital estarán ataviados con una pañuelo blanco y el logotipo del Proyecto para su correcta identificación.

Kadir, Hada, Nina y Cookie, los primeros perros en visitar el hospital.

SONY DSC

SONY DSC

Al finalizar la presentación, han pisado por primera vez el hospital cuatros perros para dar por inaugurado el programa Dogspital. Kadir, un pastor belga tervuren, Hada, pastor belga groeandel, Nina, una perra mestiza, y Cookie, de raza spitz alemán.

La mejor noticia: “Un paciente ya ha solicitado la visita de su perro” 

El programa Dogspital ya ha sido anunicado con carteles dentro del hospital Can Misses, además de haber sido presentado en numerosas reuniones internas a los distintos servicios del hospital, a los coordinadores de los centros de salud, y sindicatos. Tras la difusión de la iniciativa ya se ha activado el protocolo de visita, el viernes pasado, para un paciente ingresado en Traumatología que espera la visita de su mascota en los próximos días.

SONY DSC

SONY DSC

Hace varios meses que nuestros compañeros del hospital Can Misses estaban trabajando con mucha ilusión sobre este proyecto, y el lunes día 10 de julio por fin vió la luz, nació Dogspital, que consiste en la visita de perros a sus dueños ingresados en el hospital. Detrás de este proyecto está el trabajo en equipo de muchas personas (Unidad de SEguridad del paciente, Dirección Médica y de Enfermería, Club Agility Eivissa, Veterinarias, servicios de Cirugía, ORL, Concesionaria y muchas personas más…).

El proyecto dispone de un folleto informativo para los pacientes y familiares, donde se les informa de las normas e información relevante al respecto. Todo está sumamente cuidado, no se deja nada al azar.

normas dogspital

¿Qué sucede cuándo un paciente quiere recibir visita de su perrito?

Se activa el procedimiento de la siguiente manera:

Cuando el paciente solicite la visita de su mascota, la enfermera responsable del paciente se lo comunicará a su médico y a la enfermera de la USP (EUSP), a un número de extensión telefónica. Si no está disponible, contactará con la enfermera de Infecciones y Referente de la USP (ERUSP), a otro número de extensión telefónico.

Es importante comentar que se realiza un test de idoneidad y debe ser el médico responsable del paciente quien decida si el paciente es candidato, según criterios clínicos, de recibir la visita, registrándose en la historia clínica si es apto. Cuando se obtiene el visto bueno, siguen los pasos del proyecto (documento de responsabilidad del dueño, autorización, pasaporte canino, valoración del veterinario, desparasitación, punto de encuentro en Dogspital, limpiez y un largo etc).

Dogspital es ya una realidad, el pasado día 13 de julio en el Diario de Ibiza se podía leer esta noticia, “León  será el primer perrito que visite a su amigo/dueño ingresado en la planta de Traumatología” . Ha pasado todos los controles veterinarios y de comportamiento, por lo que,según comenta la noticia “el ansiado encuentro se celebrará, seguramente, «a lo largo de la próxima semana», según señaló Amparo Gimeno, enfermera de la USP, poco antes de que Torres estampara el último sello en el pasaporte expedido a León por el Área de Salud de Ibiza y Formentera”.

leon_dogspital

León el perro protagonista de la historia

Trabajando siempre por la humanización de la asistencia sanitaria, porque entre todos SUMAMOS

Además, queremos  invitaros a leer en el día de hoy, una entrada antigua de Ana Medina Reina, muy acorde con el artículo de hoy, que pensamos os puede gustar mucho ” La despedida” 

Nightingale&CO quiere agradecer la colaboración de Pablo de Frutos Blanco, responsable del Dpto. Comunicación Área de Salud de Ibiza y Formentera, por enviarnos y autorizarnos a publicar la nota de prensa publicada el día 10 de julio de 2017 sobre la noticia de Dogspital. Además, agradecemos y enviamos nuestro cariño, a la Dra Romina Carreño, por formar parte de ese gran proyecto, que ya ha visto la luz. Les deseamos desde Madrid, muchos éxitos y animamos a todos los profesionales implicados, que sigan trabajando para hacer del Hospital un lugar amigable y más humano. Y a nuestra compañera Alicia García Peso, por su tesón y esfuerzo para que la entrada de hoy viese la luz en el blog.

¡Sigamos su ejemplo!

Feliz domingo

Nightingale&CO


NUMEROS PRIMOS

 

(Reflexión de una Auxiliar afectada) 

En este mundo de prisas, de Facebook© Instagram©, Twitter© y demás redes sociales en el que vivimos, los números tienen mucha importancia; nos acompañan a lo largo de la vida , en cientos de actividades, ¡vamos! que siempre están ahí.

Naces y ya seas el primer hijo, el segundo , etc… siempre eres un número; en el colegio e instituto te ordenan alfabéticamente y eso conlleva que eres” el número tal de la lista”…

Te haces el D.N.I.(Documento Nacional de Identidad) y te dan un número … ¡Ese si que es el que te acompaña toda tu vida!.

Pasas a la Universidad y te pasa exactamente lo mismo, orden alfabético y número de lista… y cuando empiezas a trabajar, ese ya es otro cantar, te dan un número de empleado que te acompaña también a lo largo de tu vida laboral (si tienes la suerte o la desgracia , según se mire, de participar en la apertura de un Hospital como yo), es el número que utilizas para pedir pijama, solicitar cualquier documento en el hospital ,etc…y como enfermera, tienes que poner en práctica lo aprendido en clase de matemáticas, todo es a base de reglas de 3,… que si pasas a ml/h, ¿a cuánto equivale los mgr? las horas según la planilla de verano, etc…, sí que es verdad …¡¡ los números están por todas partes!!

numeros primos

En nuestro hospital somos un gran número de trabajadores, que como en el resto de Instituciones hospitalarias, hemos visto cómo la crisis nos ha afectado en mayor o menor medida , pero nos ha afectado a todos…

Todo esto se notó cuando el gobierno empezó con los recortes en Sanidad y esto trasladado a mi hospital y concretamente a mi Unidad, lo hemos notado directamente y de una manera muy personal

Debido a que los directivos y mentes pensantes de este hospital, no conseguían cuadrar los números (porque todo se basa en los números), decidieron reducir el número de camas en UCI lo que conllevaba reducir personal…¡¡¡Bien!!!; en épocas de picos asistenciales, la UCI se llena al completo incluso hay que dar altas a enfermos a otros Servicios ,pero a cargo de los Intensivistas, porque la UCI no tiene camas físicas para llevarlos; a veces se abren todas las camas físicas pero con el mismo personal que ha sido reducido, acabando exhaustos y con la sensación de no realizar todos los cuidados especiales que necesita un paciente crítico . Hay días en los que atendemos a más pacientes de los que “CUENTAN” para la estadística diaria, ya que sólo contabilizan los que permanecen ingresados a una hora concreta ..pero ¡Ojo! los números están ahí …

Los curritos de a pie somos un número, de hecho te llaman al móvil y te dicen que si puedes ir a reforzar, y vas  … y  si eres personal contratado, esto se acentúa más, ya que  ante el miedo de que no te vuelvan a llamar para un próximo contrato ,siempre dices que sí, pero a costa de tus días libres, que ya de por sí son escasos… escasos, cortos y tirados en el sofá sin fuerzas.

Ante tanta carga de trabajo, con escaso personal , con más horas trabajadas de lo normal, las cifras, para los “mismos de arriba”, siguen sin cuadrar y continuamos con una plantilla inadecuada a las camas abiertas y esto me hace reflexionar, como bien dijo Paolo Giordano, licenciado en Física Teórica, en su primera novela ” La soledad de los números primos” donde utilizaba  una metáfora sobre los números primos que dice así:

…«En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad»…

Que para “los de arriba” seguimos siendo números, gemelos, porque siempre un trabajador de la mañana tiene la misma planilla que uno del turno de tarde, y además “primos” ,solos y perdidos ante tanta demanda de atenciones , aunque eso sí,  siempre realizando nuestras funciones como Dios manda y dejando el pabellón bien alto ¡eh!

O esa es una sensación generalizada….esperamos que pronto se pueda contratar personal y que se tenga en cuenta esta gran profesión que es la ENFERMERíA.