NIGHTINGALE & CO

Así pasamos las horas ….

nursenigh1Esto no es ninguna inocentada, ni ninguna de las noticias que oiréis hoy a lo largo del día, simplemente quería  relataros el trabajo realizado por nuestro colectivo y que os sintierais identificados con él, en algún momento del relato.

No se en qué año empezaron las antiguas veladoras a realizar su cometido, que como bien dice la palabra, se dedicaban a velar por el descanso nocturno  de los pacientes; también había algunas que se dedicaban a cuidar a los enfermos más inestables, a hacer las tareas que hoy en día son realizadas por la Enfermería.Esta pequeña introducción viene a colación de explicaros de manera sencilla y comprensible (y  si me permitís, con unas notas de pequeños toques de humor), de cómo vamos pasando las noches en esta profesión…

Las noches son duras en cualquier trabajo o profesión,quién no prefiere estar durmiendo en casa a estar trabajando?; pero en nuestro entorno y más en una Unidad Especial como son los  Cuidados Intensivos, es mucho más dura si cabe.

Para empezar , el ciudadano de a pie se piensa que estamos muy bien retribuidos y que cobramos un montón y que para” ir a dormir “ que nos pagan bastante bien..¡¡¡Nooooo!!! nada más lejos de la realidad,cobramos por hora ,¡sí!, pero 2 euros con algo ó 3 con algo y después… aplícale el % de IRPF y descuentos varios y se nos queda en nada…¡vamos! que casi regalamos nuestro tiempo… ¡con eso que esta profesión es vocacional todo nos debe de parecer bien!…¡¡Ja!!

Como iba diciendo, en una Unidad Especial, los pacientes están monitorizados, tienen abundantes drenajes, se les curan las heridas cada vez que lo precisan, se les hace su cambio postural correspondiente a las horas marcada y entre una hora y otra ,después de realizar todas las tareas pautadas..¿Qué te quedan?…Diez minutos escasos para repasar el tratamiento y preparar medicación para la siguiente hora… todo esto si llevas un paciente, si son más, multiplica por dos o por tres y así sucesivamente, ésto en cuanto a las enfermeras se refiere, que en cuanto a los TCAES (técnicos en cuidados de enfermería) aparte de ayudar en todas las tareas anteriormente citadas, tienen que reponer los carros de curas, los carros del box de cada paciente, preparar la lencería del día siguiente, reponer Farmacia, etc…Vamos, que una “reponedora del Carrefour” (con todo mi respeto hacia su persona) reponen menos que las TCAES…

Bien , pues aun así, entre hora y hora , como dije y para no caer en las garras de ese duende llamado Morfeo,  realizamos trabajos manuales según la época del año…en  veranito unas hacen pulseras, otras bolsos de trapillo…¡¡¡INGRESO!!!… ¡A la porra!.Ya se me ha escapado un punto y la madeja por el suelo….Atendemos el ingreso, realizadas las técnicas regladas para ello y una vez estabilizado, fuera de peligro y confortable el paciente, tenemos un ratito para cenar, lo hacemos en dos turnos ; mientras unos cenan otros realizan las tareas antes mencionadas y seguimos.

Las más intelectuales se ponen a leer un nuevo libro en el e-book,y las más tradicionales en uno de papel. Las emprendedoras se ponen a terminar ese trabajo que le pide la Universidad, algún articulo para esa revista donde es colaboradora, ideando algún trabajo para el próximo Congreso o Jornada correspondiente…En febrero me llevo el disfraz de mi hijo y lo acabo que se acerca el carnaval.

Ahora en Navidad, preparamos cositas para un mercadillo solidario, marcapáginas, pendientes, alguna labor de punto, pero siempre hay alguien que prefiere las nuevas tecnologías y se pone a jugar con el móvil..¡¡Ostras, mira 120 puntos en el apalabrados, Ehh, ya voy por el nivel 300 del Candy Crush!! o se pone a whasapear a las 4 o las 5 de la mañana...¿ Quién està despierto a esas horas???…Nosotros por ejemplo…

Ya son las 6 de la mañana y estamos terminando de realizar el cambio postular que toca..RINGGG RINNGGG…el teléfono suena y nos indican que suben a un paciente urgente que hay que transfundirle sangre y pasarle volumen a tutiplén. Llega y nos ponemos manos a la obra, unos canalizan las vías, el médico intuba  corriendo pero controlado y otras bajan y suben varias veces a laboratorio y banco de sangre para retirar hemoderivados…ya han pasado dos horas desde que llegó el paciente y seguimos con él . Y empiezan a llegar los compañeros del turno siguiente, contamos el parte de la noche y salimos, cual borregos, de la unidad hacia los vestuarios, cansados a más no poder y con las piernas hinchadas y “sudando como Camacho“…ahora que la ciudad empieza a despertar, nosotros llegamos a casa agotados pero orgullosos de realizar este trabajo.

Lo narrado pasa normalmente en un turno de noche de cualquier hospital, trabajamos a turnos, alternando con noches, las cuales están cubiertas los 365 días del año, y ahora en estas fechas, que la gran parte de las personas cenan con “su gente”, nosotros tenemos que sortear para ver qué “noche clave” trabajamos…En Nochebuena y Nochevieja realizamos la misma función descrita, y como también somos una pequeña familia, esas noches cenamos juntos, siempre que la dinámica de la unidad lo permita…

¡¡¡FELIZ AÑO 2015!!! Que vuestros sueños y expectativas se cumplan

Imagen1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *