NIGHTINGALE & CO

DE CUIDAR A SER CUIDADA….

Recordando su lugar favorito y haciendo una reflexión muy profunda de la situación que le ha tocado vivir , hoy contamos con un testimonio, una reflexión en voz alta, que nos regala nuestra querida compañera Beatriz Chaves Cuñado.

Enfermera, desde hace 20 años recorriendo pasillos de hospitales y los últimos once en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Fuenlabrada. “Cada año que pasa de profesión me doy cuenta de lo que me queda por aprender”. Tras haber vivido en primera persona lo que es ser paciente, ahora tiene una visión más amplia de lo que implica esta profesión “En nuestro sistema sanitario hay grandes profesionales, pero creo que todavía se puede hacer mucho más, sobre todo a nivel humano…“. Ese es el gran reto.

IMG-20160712-WA0003

De cuidar a ser cuidada….

Un día de trabajo cualquiera, con mi pijama blanco, 40 años de edad y 20 de ellos dedicados a este arte de cuidar…me dicen que tengo cáncer de mama.
Lo primero que pienso es que no puede ser, que a mí no me puede tocar porque yo estoy en el otro lado, yo no soy una enferma…yo soy enfermera…y esas cosas siempre les pasan a los otros… a los enfermos. Pero, afortunadamente, ese pensamiento fue fugaz, rápidamente pude sentir la realidad de que no somos intocables, que la enfermedad no es algo sólo para los demás, todos estamos expuestos a ella, forma parte de la vida. Fue en ese momento cuando más consciente fui de que somos mortales, y aunque esto parezca una simpleza, la verdad es que no dedicamos mucho tiempo a pensar en ello, simplemente es algo que pensamos que pasará, pero no ahora.
A pesar del miedo, la pena, la incertidumbre y el dolor de ese momento hubo algo que produjo una sacudida dentro de mí. Pensé que no podía, ni debía, quedarme sentada, simplemente siendo enferma. Yo era enfermera, había cuidado a cientos de personas, ahora me tocaba CUIDARME A MI, y también dejarme cuidar.
Sentí que tenía que enfocar este momento desde otra perspectiva distinta a como lo había visto hasta ahora, cuando trataba a mis pacientes, o cuando había pasado por circunstancias similares en mi familia. Empecé a sentir que yo tenía el poder de hacer muchas cosas para encontrarme bien durante este proceso, además de mi tratamiento…Y CONFIÉ, creo que eso ha sido lo que más me ha ayudado y me sigue ayudando, confié en mi misma y mis recursos para afrontar el plan que la vida tenía para mi, confié en los demás y en su ayuda, confié en la vida. Y es entonces , cuando te abres a esa posibilidad, el momento en que la vida te ofrece ayudas de muy diversas formas, sólo hay que estar atento y escucharte a ti mismo.

20160715_220804_resized
Ha sido y es un camino duro, eso no lo voy a negar, pero ahora ya se muchas más cosas que antes del cáncer no sabía: sé ponerme pañuelos de colores en la cabeza de mil y una maneras, sé hacer recetas deliciosas para encontrarme más fuerte, sé respirar hondo, sé dar las gracias, sé lo que vale una palabra o un gesto cuando estás “al otro lado”, se pararme y mirar a los ojos a mis hijos cuando me cuentan algo porque no hay nada más importante en el mundo en ese momento, sé cómo es el corazón de la gente cuando te prestan su ayuda….Ahora ya sé lo que es cuidar y ser cuidada.
Y es que al final, el cáncer puede ser una oportunidad para sacar la mejor versión de ti mismo, de los demás, de tu entorno y de tu vida….Y en eso estoy, versionándome y viviendo cada día.

GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN CUIDADO Y SIGUEN CUIDANDO DE MI DURANTE ESTE PROCESO

 

Beatriz Chaves Cuñado

19 pensamientos en “DE CUIDAR A SER CUIDADA….

  1. Yoli

    Bea…precioso!!! representas la fuerza, la confianza en ti misma, la lucha….y el cambio. Esta piedra en tu camino te ha sacado,aun mas, lo mejor de ti y tambien lo mejor de los demas. Nos has enseñado como afrontar un duro golpe en la vida y salir mas reforzado!!!!!
    Te mereces tooooodo lo mejor!
    Besosss fuertes!

  2. Mar García Gálvez

    Siempre has sido una enfermera excepcional, pero nos has descubierto una forma de vida que nos va a ayudar a muchísimas personas, a mí por supuesto, estos y otros “golpes de la vida” nos enseñan a valorar lo verdaderamente importante en nuestra vida y en nuestro trabajo donde queda mucho por hacer en el aspecto humano, en eso también nos has ayudado a mejorar, no creo que sepas todo lo que has ayudado a aprender y a tanta gente. Muchas gracias por ser como eres, por tu alegría, por tu ejemplo…

    1. Beatriz Chaves Cuñado

      Con vuestro apoyo todo ha sido más llevadero, y un privilegio contar buenos profesionales, que a la vez son compaňeros… Gracias por todo. Mil besos.

  3. Ivan

    La mejor recompensa a todo eso que has puesto en marcha es poder verte siempre con esa sonrisa y esa fuerza. Esta lección no es solo para ti, nos la has dado a todos. Gracias por compartirlo.

  4. Teresa saldaña

    Bea: nos has dado ejemplo de valentía, fortaleza y categoría como ser humano.
    Nos has enriquecido a todos.
    Gracias guapa . Cuenta con nuestra ayuda.
    Teresa

  5. Soledad

    Efectivamente el cáncer es una oportunidad para cambiar muchas cosas de tu vida!!! Gracias con el corazón, gracias con amor, para el amor y desde el amor!!! Gracias, gracias, gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *