NIGHTINGALE & CO

¿¿A TI NUNCA TE HA PASADO??…

¿ A ti nunca te ha pasado?…

Al igual que existe gran cantidad de hospitales y clínicas a lo largo de todo el ancho mundo en el que vivimos , existen diferentes modelos o diseños de  Unidades de Cuidados Intensivos (UCI); algunos son circulares, con el Control de Enfermería en el centro y los boxes se sitúan entorno a él, otras son en forma de “U” con dos pasillos enfrentados y el control en el centro de ambos pasillos,pero este modelo tiene poca capacidad de camas.

Mi unidad  dispone de un modelo alargado , con boxes continuos situándose el Control de Enfermería en el centro, no es mala opción, porque los boxes tienen privacidad unos con respecto de otros, pero en cambio se pierde visibilidad en los boxes situados en las esquinas.

Como bien dice la palabra UCI son Cuidados Intensivos, es decir, los cuidados que reciben los pacientes son especiales y adaptados a la gravedad que tiene cada uno. Cada enfermera suele llevar 2 ó 3 pacientes y los TCAES 3 ó 4. En planta el ratio de enfermera /tcae/paciente suele ser distinto y más elevado. En UCI después de varios días con altas dosis de medicación y estar intubados los pacientes empiezan a despertarse y a orientarse. Con nuestra ayuda y la visita de los familiares suelen lograrlo, pero no siempre es así; en algunos momentos se “despiertan” y se ” desorientan” y entonces muchas veces suceden “fenómenos extraños” que todos comentamos en “petit comité“. Estos “fenómenos extraños” o como lo queramos llamar, los llamamos así, porque realmente no te explicas cómo pueden haber ocurrido.

A veces no se sabe si es por falta de personal, por inexperiencia o porque realmente te tocan pacientes que son unos grandes “Houdinis”; pero como digo, ¡da igual que estés en planta , uci , urgencias u otro sitio del hospital!, algo de esto te ha pasado a ti, seguro que sí…!!!piensa !!!… Aunque yo lo hago desde el punto de vista de Cuidados Intensivos , donde los pacientes están monitorizados y suelen ser portadores de dispositivos externos, como sondas nasograsticas, vías centrales, drenajes quirúrgicos,etc..
Con toda esta introducción me meto ya a explicaros estas situaciones (no tienen porque ocurrir, pero a veces ocurren):

turno 1I

Imagen : Enfermera en apuros

Quién no ha entrado a un box o habitación  y ha descubierto al paciente con la sonda nasográstica en la mano o en la cama y te dice todo confundido “me he quitado el moco este de la nariz” o “Yo no he sido , “se ha caído solo” o “Eso no es mío”.

Y ese paciente que te dice “Señorita, no se oye bien la radio “ y es porque se ha colocado los electrodos en las orejas a modo de cascos (el monitor no ha pitado).

Esas llaves de tres pasos que aparece medio floja y tú no te das cuenta hasta que no ves la sábana manchada de sangre.

O aquella otra abuelita que decide que ya ha llegado el frío y la Navidad y monta su propio campo de nieve llenando de bolitas de papel (hechas con la caja de los pañuelos) toda la cama.

Y ese paciente que se ha arrancado la sonda vesical con globo y todo y ha seguido durmiendo y cuando vas a bajar la diuresis (que en la UCI se hace horariamente) no ha hecho ni gota.

O ese paciente que te dice “ Este jarabe sabe un poco raro” y es que ha desenganchado el repertorio del drenaje y como tenía sed, se está bebiendo el contenido.

Y ese otro que empieza a hablar y tú sabes, ¡recuerdas! que estaba con el tubo orotraqueal en la boca y con la lengua ha ido sacándolo, también con el globo y para colmo,  el respirador no ha saltado la alarma.

(Para los que no hayáis pisado una UCI, repito todo esta monitorizado y si algo falla, salta rápidamente la alarma sonora y te avisa ; por que vuelvo a decir, que será por falta de personal que conlleva aumento del trabajo o que realmente los pacientes son “HOUDINI”).

Y esas vías periféricas que misteriosamente, cuando haces un cambio postural, aparece junto a la ropa de cama ….¡pero ojo!, que no se ha manchado ni una gotita de sangre ¡Eso si que es maestría o fenómeno extraño!.

Y aquel paciente que como le molesta la luz del dedo (luz roja del pulsioxímetro) decide colocársela en el pene; o el otro paciente que con hambre empieza a comerse los cables de los electrodos.

Y ese pobre paciente que en lugar de enjuagarse la boca con oraldine ,lo hace con clorexidina jabonosa…¡¡pobre, casi sigue echando pompas!!!

Todos estos actos no te los explicas, estas con mil ojos pendientes y en cuanto te vuelves a cargar una medicación ¡¡ya lo han hecho!! ¡¡Son auténticas máquinas del escapismo en su desorientación!!

a ti nunca te ha pasado

Fuente: Enfermera en apuros

Llegados a este punto, merece una mención especial el tema escatológico:

Ese paciente, que no encuentra otro sitio nada más idílico que la papelera para hacer deposición (he de decir que en nuestra UCI, aunque disponemos de un baño destinado a los pacientes y que muchas veces los familiares han utilizado cual centro comercial, solemos utilizarlo para ese fin muy poco).

Aquel otro, que tras realizar una abundante deposición ,empieza a limpiarse con la sábana y cuando llegas, toda la cama es un campo minado y plagado de heces ¡¡¡DIOSSSS, por dónde empiezo!!!

O cuando miras hacia la cama y descubres un pequeño charco debajo de ella…ahí descubres que es todo un río de heces y otra vez ¡¡¡DIOSSSS !!!

Existen un montón de anécdotas que seguro que a ti te ha pasado …¡¡intenta recordar!!…Aún con todos estos fenómenos extraños o situaciones raras , cuando decides estudiar Enfermería, olvidaron detallarte estas pequeñas menudencias, aun así, repito:

¡QUÉ BONITA ES LA ENFERMERÍA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *